Sacaleches

Los sacaleches, manuales y eléctricos, son muy útiles para ayudar a las madres a extraer leche durante la lactancia. Un accesorio conveniente para usar tanto en casa como de viaje, gracias a su practicidad y compacidad. El sacaleche puede extraer la leche directamente en el biberòn o en frascos especiales, luego mantener en la nevera por los días siguientes. El  sacaleche manual permite a la madre extraer la leche gracias a un sistema simplificado y ergonómico, para garantizar la comodidad de la madre durante este procedimiento. El sacaleche eléctrico, en cambio, permite a la madre extraer la leche automáticamente, gracias a un sistema de bombeo eléctrico.

Entre las marcas más apreciadas por las madres están los sacaleches avent e los sacaleches chicco  que garantizan a la madre una gran delicadeza y dulzura, protegiendo los senos y también haciendo que esta experiencia sea agradable.  

Sacaleche eléctrico o manual: cuál elegir?

Amamantar al bebé es ciertamente la mejor solución y la experiencia más agradable para una madre, pero no siempre es posible amamantar directamente. Hay momentos en que el bebé está enfermo o en la fase en la que comienza a poner los dientes y no puede amamantar, o la madre tiene más leche de la que el niño puede tomar. En estos casos, el sacaleche puede resolver un problema, que también puede causar dolor a la madre, al mismo tiempo que permite que el bebé amamante con leche materna. La elección, por lo tanto, para la madre, recae en la compra y el uso de un sacaleche manual o eléctrico. El primero es ciertamente más duro, ya que requiere a la madre el movimiento de "bombeo" para la extracción de leche. Este movimiento puede cansar a la madre, con la consiguiente dificultad de extraer poco leche, porque cuando la madre no está relajada y descansada, la leche sale con dificultad. El extractor de leche eléctrico hace todo el trabajo por sí mismo y permite que la madre se relaje. En este caso, obviamente, es importante que la madre identifique el flujo correcto y el ajuste de la fuerza del sacaleche, para evitar sentir dolor o incomodidad. De hecho, cada mujer tiene su propia sensibilidad y es importante comprender y conocer la propia.

Sacaleches

Los sacaleches, manuales y eléctricos, son muy útiles para ayudar a las madres a extraer leche durante la lactancia. Un accesorio conveniente para usar tanto en casa como de viaje, gracias a su practicidad y compacidad. El sacaleche puede extraer la leche directamente en el biberòn o en frascos especiales, luego mantener en la nevera por los días siguientes. El  sacaleche manual permite a la madre extraer la leche gracias a un sistema simplificado y ergonómico, para garantizar la comodidad de la madre durante este procedimiento. El sacaleche eléctrico, en cambio, permite a la madre extraer la leche automáticamente, gracias a un sistema de bombeo eléctrico.

Entre las marcas más apreciadas por las madres están los sacaleches avent e los sacaleches chicco  que garantizan a la madre una gran delicadeza y dulzura, protegiendo los senos y también haciendo que esta experiencia sea agradable.  

Sacaleche eléctrico o manual: cuál elegir?

Amamantar al bebé es ciertamente la mejor solución y la experiencia más agradable para una madre, pero no siempre es posible amamantar directamente. Hay momentos en que el bebé está enfermo o en la fase en la que comienza a poner los dientes y no puede amamantar, o la madre tiene más leche de la que el niño puede tomar. En estos casos, el sacaleche puede resolver un problema, que también puede causar dolor a la madre, al mismo tiempo que permite que el bebé amamante con leche materna. La elección, por lo tanto, para la madre, recae en la compra y el uso de un sacaleche manual o eléctrico. El primero es ciertamente más duro, ya que requiere a la madre el movimiento de "bombeo" para la extracción de leche. Este movimiento puede cansar a la madre, con la consiguiente dificultad de extraer poco leche, porque cuando la madre no está relajada y descansada, la leche sale con dificultad. El extractor de leche eléctrico hace todo el trabajo por sí mismo y permite que la madre se relaje. En este caso, obviamente, es importante que la madre identifique el flujo correcto y el ajuste de la fuerza del sacaleche, para evitar sentir dolor o incomodidad. De hecho, cada mujer tiene su propia sensibilidad y es importante comprender y conocer la propia.

269 90 € 349,00 €
194 00 € 249,00 €
(5)
145 00 € 175,00 €
140 00 € 179,00 €
(2)
106 99 € 156,99 €